Volver a Artículos
Volver a Artículos

¿Existe una traducción de la Biblia "más precisa"?

Cómo comprender diferentes traducciones y aprender a leer múltiples versiones

¿Estás buscando una buena traducción de la Biblia o tal vez la mejor? Al navegar por un sitio web o una aplicación de la Biblia, ¿has encontrado abreviaturas como NVI, NBLA, NTV, RVC o DHH y te has preguntado cuál es la diferencia entre ellas? A partir de la traducción al español realizada por Casiodoro de Reina en 1569, los traductores y editores han creado numerosas versiones de la Biblia en español, por lo cual es difícil saber cuál elegir.

Al final, ninguna versión de la Biblia captará a la perfección cada pensamiento o matiz comunicado a través de la escritura hebrea, griega o aramea de los manuscritos que tenemos a nuestra disposición. ¡Y eso está bien! En lugar de tratar de identificar la mejor traducción, o la más precisa, nosotros, al igual que los eruditos, podemos aprender a leer y comparar diferentes versiones para comprender las Escrituras con más profundidad y plenitud. ¡Sumerjámonos en el tema!

El equilibrismo del traductor bíblico

Los eruditos que desarrollan traducciones de la Biblia en español buscan un equilibrio entre dos objetivos: confiabilidad y legibilidad. Quieren ser fieles a la redacción de los manuscritos en el idioma original y, al mismo tiempo, ofrecer una experiencia de lectura comprensible. A veces suponemos que una traducción estrictamente literal, palabra por palabra, sería la más precisa, pero eso no siempre funciona.

Si una persona tradujera Juan 3:16, palabra por palabra, del texto griego original al español sin tratar de hacerlo legible, probablemente terminaría con algo así:

Porque tanto amó, Dios, el mundo, que su Hijo, el unigénito, él dio, para que todo aquel que esté creyendo en él no perezca, sino vida para siempre.

La mayoría de las traducciones publicadas no presentan el idioma original de forma tan torpe. Sin embargo, algunas traducciones tales como la Reina Valera Antigua (RVA), o la Nueva Biblia de las Américas (NBLA) dan más peso a la traducción del idioma original palabra por palabra. Mientras que otras traducciones como la Nueva Versión Internacional (NVI) o Nueva Traducción Viviente (NTV) le dan más importancia a la legibilidad. Y las paráfrasis llevan aún más lejos el objetivo de la legibilidad. Una Biblia como Dios Habla Hoy (DHH) se toma más licencias creativas para ajustar las palabras y hacer una traducción dinámica de idea por idea en lugar de una traducción literal palabra por palabra.

Algunos ejemplos de traducción de la Biblia

Para dar un ejemplo del hebreo, observa cómo se traduce en diferentes versiones la palabra hebrea rakhum (misericordia, compasión) en el Salmo 79:8.

Diferentes traducciones del Salmo 79:8

Reina Valera Antigua (RVA) No recuerdes contra nosotros las iniquidades antiguas: Anticípennos presto tus misericordias (heb. rakhum), Porque estamos muy abatidos.

Nueva Biblia de Las Américas (NBLA) No recuerdes contra nosotros las iniquidades de nuestros antepasados; Venga pronto a nuestro encuentro Tu compasión (heb. rakhum), Porque estamos muy abatidos.

Nueva Versión Internacional (NVI) No tomes en cuenta los pecados de nuestros antepasados; ¡venga pronto tu misericordia (heb. rakhum) a nuestro encuentro, porque estamos totalmente abatidos!

Nueva Traducción Viviente (NTV) ¡No nos hagas responsables por los pecados de nuestros antepasados! Que tu compasión (heb. rakhum) satisfaga pronto nuestras necesidades, porque estamos al borde de la desesperación.

Reina Valera Contemporánea (RVC) ¡No te acuerdes de la maldad de nuestros padres! ¡Por tu bondad (heb. rakhum), ven pronto a nuestro encuentro, porque estamos totalmente abatidos!

Traducción en lenguaje actual (TLA) No nos hagas pagar a nosotros por la maldad de nuestros antepasados; ¡que venga tu ternura pronto (heb. rakhum), a nuestro encuentro, porque estamos abatidos!

Dios Habla Hoy (DHH) No nos hagas pagar a nosotros por la maldad de nuestros antepasados; ¡que venga tu ternura (heb. rakhum) pronto a nuestro encuentro, porque estamos abatidos!

Está claro que tenemos más de una forma de entender la palabra hebrea rakhum: misericordias, compasión, ternura, bondad y misericordia. Ver y respetar las variaciones nos ayuda a continuar con humildad el trabajo que conlleva comprender las palabras que usan otras personas. Podemos ver que diversas traducciones al español de la misma idea hacen que entendamos con más profundidad el concepto de rakhum, sin mencionar todas las otras palabras.

Veamos otro ejemplo, leyendo varias traducciones de 1 Samuel 13:1. Algunos dicen que el rey Saúl era un niño pequeño cuando se convirtió en rey, mientras que otros dicen que tenía unos 30 años. Algunos dicen que reinó durante dos años y otros que lo hizo durante 30 años. Cuando llegamos a un pasaje así, podemos estar seguros de que es difícil descifrar la evidencia original del manuscrito que tenemos, incluso para los mejores eruditos bíblicos.

Diferentes traducciones de Gálatas 3:24

Revisemos un ejemplo del griego, con una frase de la carta del apóstol Pablo a la iglesia de Galacia: [Gálatas]((https://proyectobiblia.com/explore/video/galatians/) 3:24. Él usa la palabra griega paidagogos (tutor), que es difícil de traducir al español, motivo por el cual este pasaje ha sido una fuente de debate durante siglos.

Nueva Biblia de las Américas (NBLA) De manera que la ley ha venido a ser nuestro guía (gr. paidagogos) para conducirnos a Cristo, a fin de que seamos justificados por la fe.

Reina Valera Antigua (RVA) De manera que la ley nuestro ayo (gr. paidagogos) fué para llevarnos á Cristo, para que fuésemos justificados por la fe.

Palabra de Dios para todos (PDT) Por eso, la ley era nuestro guardián (gr. paidagogos) hasta que llegó Cristo. El resultado es que estamos aprobados a través de la fe.

Nueva Traducción Viviente (NTV) Dicho de otra manera, La ley era para nosotros como el esclavo que vigila a los niños (gr. paidagogos), hasta que viniera Cristo, para que por la fe obtuviéramos la justicia.

Reina Valera Contemporánea (RVC) De manera que la ley ha sido nuestro tutor (gr. paidagogos), para llevarnos a Cristo, a fin de que fuéramos justificados por la fe.

Reina Valera 1995 (RVR1995) De manera que la Ley ha sido nuestro guía (gr. paidagogos), para llevarnos a Cristo, a fin de que fuéramos justificados por la fe.

Traducción en lenguaje actual (TLA) La ley fue como un maestro (gr. paidagogos) que nos guió y llevó hasta Cristo, para que Dios nos aceptara por confiar en él.

Dios Habla Hoy (DHH) Dicho de otra manera, la ley fue nuestra tutora (gr. paidagogos) hasta que vino Cristo; nos protegió hasta que se nos declarara justos ante Dios por medio de la fe.

Entonces, ¿la Ley es la guía, el ayo, el guardián, la tutora o el esclavo que vigila a los niños? Podemos concluir que el significado de paidagogos debe incluir más funciones de las que puede contener cualquier título de trabajo en español, que tenga que ver con instrucción, asistencia y protección. Entonces esto nos está enseñando tanto el propósito como las limitaciones de la Ley.

Con la ayuda de todas estas nuevas traducciones, revisiones y paráfrasis, podemos comprender mejor las capas de significado que ofrece el brillante uso de la metáfora por parte de Pablo.

Cómo leer diferentes traducciones sabiamente

Ninguna traducción al español representará jamás a la perfección los idiomas bíblicos originales. ¿Por qué? En parte, porque las lenguas bíblicas antiguas no funcionan como el español. Es probable que una palabra del idioma hebreo, griego o arameo no tenga una palabra exacta correspondiente en español. Además, cada idioma construye las oraciones de manera diferente, esto significa que siempre será necesario reelaborar varias palabras u oraciones. Esto está bien, incluso es bueno, porque nos hace permanecer en un modo de aprendizaje inquisitivo junto a aquellos que también están tratando de entender la Biblia. Nos ayuda a recordar que nuestra Biblia no es un libro de respuestas ni un manual de instrucciones, sino una colección de Escrituras sagradas sobre las cuales debemos meditar en comunidad.

Cuando las traducciones difieren, podemos preguntarnos: ¿cambió la cultura hispanohablante? ¿O es que en las lenguas originales hay algo tan fascinante y complejo que no puede resolverse con una sola palabra en español?

Cuando notamos algo que parece ser una discrepancia entre las traducciones, en lugar de ser contenciosos, desalentarnos o confundirnos, podemos volvernos curiosos. Puede ser una invitación a descubrir más. Podemos leer el contexto completo, meditar en el texto bíblico con otras personas de nuestra comunidad y leerlo en tantas traducciones como sea posible.

Elige un idioma de preferencia.